FeTERA
Comisión Directiva

Se cumplieron 2 meses del fallecimiento de José Rigane

La FeTERA recuerda a 2 meses de su fallecimiento a José Rigane, histórico dirigirte del sindicato de Luz y Fuerza de Mar del Plata, fundador de la Federación de Trabajadores/as de la Energía y uno de los dirigentes que conformó la CTA en los 90. José Rigane tuvo un inmenso labor gremial y fue un incansable luchador por el derecho a la energía, la soberanía energética y por el rechazo al extractivismo neoliberal.

Federación de Trabajadores de la Energía de la República Argentina – FeTERA

25-4-2020 🖤

José Rigane

Será injusto todo intento de contar y recordar quién fue José y qué significó y significará para el sindicalismo argentino. De todos modos, queremos al menos resaltar algunas ideas y hechos centrales de un compañero irremplazable.

Primero participó activamente en la actividad gremial en el sector eléctrico de la ciudad de Mar del Plata. Luego, José fue parte de una generación de dirigentes gremiales que a finales de la década del 80 y principios de la del 90 se propusieron un nuevo modelo sindical que luche y se organice por los derechos de los trabajadores y trabajadoras y con una profunda perspectiva de democracia y libertad sindical.

Además, José fue un luchador por la soberanía energética y contra el saqueo de nuestros recursos naturales por parte de las multinacionales. Fue un luchador que siempre se mantuvo en la primera línea de combate frente a las privatizaciones neoliberales de los años 90s y frente a todas las entregas y saqueo que siguieron en la Argentina.

José Rigane fue parte fundamental de la fundación de la Central de los Trabajadores Argentinos – CTA en 1992. Luego, fue clave en la creación de la FeTERA y dirigente y compañero irremplazable del Sindicato de Luz y Fuerza Mar del Plata, desde donde protagonizó innumerables luchas como la histórica pelea de la Carpa Solidaria en Mar del Plata, de la que ayer (24 de febrero de 2020) se cumplieron 25 años. Además, impulsó la Tarifa Social en la provincia de Buenos Aires cuando nadie hablaba del tema. Era secretario Adjunto de la CTA Autónoma, desde donde también dio la pelea por los derechos laborales y por la unidad en la diversidad.

Promovió firme y permanentemente en el país que la energía no es una mercancía, sino que es un derecho humano. Luchó para cambiar el modelo de privatización y extranjerización de la energía que domina a la Argentina y peleó fuertemente por un modelo energético de soberanía nacional, que sirva a los intereses estratégicos de los/as trabajadores/as y el pueblo.

Creía sinceramente en la unidad del movimiento obrero, superando diferencias y todo tipo de mezquindades. Creía fielmente en la protagónica lucha de los trabajadores y trabajadoras por el cambio social y por una vida digna del conjunto del pueblo, como lo hicieron los compañeros y compañeras del Cordobazo de 1969.