Noticias

Luz y Fuerza Zárate Marcha contra despidos y suspensiones

  • Imprimir

Trabajadores de la Cooperativa Eléctrica de Zárate se movilizaron por esa ciudad reclamando la reincorporación de dos compañeros despedidos y 30 suspendidos por falta de libertad y democracia sindical.

En el mediodía del miércoles, bajo una tenue llovizna, los trabajadores suspendidos por el Consejo de Admnistracion de la CEZ, acompañados por sus familiares y compañeros de ATE, FETERA y CTA, marcharon desde la sede operativa desde la CEZ en Rivadavia y Anta, por Rivadavia, hasta la sede administrativa de Bolívar y Andrade.

Los trabajadores nucleados en el Sindicato de Luz y Fuerza de Zárate reclaman hace un mes por el despido de dos compañeros que querían afiliarse a ese sindicato, además de solicitar condiciones seguras de trabajo.

La precariedad con la que salen a trabajar muchos de sus compañeros quedó de manifiesto el 6 de febrero pasado, cuando muerío en una acción de servicio el trabajador Rodrigo Magallanes, en circunstancias inadecuadas para el trabajo con riesgo eléctrico.

El sindicato al que pertenecía ese trabajador, Luz y Fuerza Zona del Paraná, no hizo ningun reclamo público por la seguridad de sus afiliados.

Al querer desafiliarse dos de ellos, compañeros de Rodrigo, para pasarse al sindicato de la calle De La Torre. Mangini en nombre del Consejo de Administración de la CEZ los despidió sin causa.

Allí comienzó el conflicto sindical al que ahora se sumaron alrededor de 30 suspensiones a todos los trabajadores que reclamaron por los despidos.

El otro sindicato, cuyo referente local es Jorge Luchessi, sigue apoyando la actitud antisindical de la patronal, de la misma manera en que durante el Zarateñazo del 2002 apoyó a la conducción luego removida por la Justicia.

En este caso, además, se suma el hecho de que el pleno del HCD por unanimidad apoyó el reclamo laboral y sugirió a la CEZ que revea su medida, algo que la conducción actual de la CEZ no hizo sino que, por el contrario, prefirió agudizar la confrontación con suspensiones masivas de trabajadores con 30 años de antigüedad en la Cooperativa.

Durante la marcha, los trabajadores entregaron volantes a los transeuntes para que éstos se concienticen de lo que está pasando puertas adentro de una institución que es propiedad de todos los zarateños y limeños que pagan por la energía que consumen.