Noticias

¿Que esperamos del encuentro de Ferro? Por Gabriel Martínez

  • Imprimir

Encuentro Nacional de Delegados del Sector Privado

Gabriel Martinez - Sec. de Organización de FeTERA

Desde que se adoptó la iniciativa, en nuestra Central, de realizar encuentros y plenarios de trabajadores del sector privado se ha avanzado mucho en la comprensión colectiva de situaciones de injusticia, falta de derechos, ilegalidades, maltrato, super explotación y desamparo que sufren millones de trabajadores.

El Estado discrimina y maltrata tanto como el empleador privado y así sirve de sustento teórico y práctico para el abuso de un sector que cuenta con seis millones de trabajadores sin registrar, esto significa sin derechos, sin aportes a obra social ni al sistema jubilatorio, sin seguro y sin la mínima estabilidad, en una sociedad donde el empleo no crece en ofertas dignas.

De todas maneras el trabajador registrado, sin organización, no logra mejorar su realidad y en muchas oportunidades estar “en blanco” no lo libera de realizar jornadas que superan las 8 horas de trabajo, no siempre debidamente remuneradas, esto sumado a la precarización del tercerizado y a la multifuncionalidad, que hace años destruyó la identidad del oficio.

Todas estas situaciones y otras que surgen permanentemente del relato que realizan los compañeros sobre la vida cotidiana en los lugares de trabajo, colaboran para conformar un ambiente de sometimiento que justifica la denuncia que hemos hecho hace algunos años atrás: “ la Constitución y las Leyes pierden vigencia cuando se cruza la línea municipal y se ingresa en el lugar de trabajo”.

Solo rige la “ley del patrón”, que además encuentra en el “despido sin causa” una formidable herramienta de sometimiento, apoyada, y amparada desde el Estado, que contribuye eficazmente no legalizando las organizaciones sindicales nuevas, dificultando la elección de delegados gremiales y habilitando la vigencia de sindicatos asociados a los intereses patronales o directamente empresariales.

Ante estas realidades, este Encuentro Nacional de Trabajadores del Sector Privado, seguramente va a superar en experiencias y resultados, a los anteriores.

Esperamos que el relato de las “historias”, de lugar a la busqueda de metodologías de organización.

Desde la FeTERA, hemos realizado distintas experiencias, como la de la fundación de sindicatos paralelos, que mantienen su vigencia en Córdoba, La Pampa, Chaco. Hay que aclarar que en todos los casos la iniciativa surgió de los compañeros del lugar y no como una metodología analizada orgánicamente.

El caso de la Pampa, es el mas antiguo y requirió durante varios años de la existencia de un sindicato de contención, con personería gremial, Luz y Fuerza Mar del Plata, que facilitara el crecimiento y desarrollo de la nueva organización que en determinado momento se “independizó” logrando su simple inscripción.

En Córdoba el sindicato de AGTPAC, se fundó a partir de un núcleo de militantes y posteriormente comenzó a elegir, utilizando la Simple Inscripción de FeTERA, sus delegados gremiales en el lugar de trabajo, logrando el reconocimiento de estos compañeros en Laboulaye, La Carlota y Rio IV. El delegado de laboulaye hoy está sometido a un juicio por desafuero por “haber impulsado una huelga”.

En Laboulaye, en 2010, la pelea contra la persecución sindical tuvo un resultado muy favorable durante la primera etapa, con un paro de seis días, en dos estaciones de servicio, con toma de playones, que terminó en un acuerdo homologado y el reingreso del trabajador despedido. Un mes después se reitera el mismo despido y se logra un fuerte apoyo popular con una escalada de acciones que culminan con el corte de la ruta nacional 7. El fracaso se produce en la negociación posterior. Hoy hay 21 cesantes en juicio por resintalación.

La afiliación directa ha sido otra estrategia con posibilidades organizativas que ensayamos en las empresas tercerizadas de EDESUR. Los resultados han sido diversos. En la Empresa Leveltec, en 2009, logramos luego de treinta días de lucha, auxiliados por el Observatorio Jurídico y compañeros de la Mesa Nacional de la CTA, con paros, movilizaciones y articulaciones, el reingreso de trece trabajadores, que al día de hoy mantienen su trabajo y hasta lograron firmar un Convenio Colectivo de Empresa. No tuvimos el mismo resultado con los choferes de ASTTASE, que perdieron sus contratos, al no poder romper la sociedad entre cooperativas truchas y la empresa EDESUR.

Estamos a punto de elegir delegados en Aguas de Balcarce, una planta de tratamiento de agua y desechos cloacales, que integra el grupo Camuzzi y donde los trabajadores se han afiliado directamente a la FeTERA, intentandose nuevamente la elección de delegados gremiales a partir de una organización de segundo grado simplemente inscripta, como es la FeTERA.

Estamos desarrollando el conflicto en la Cooperativa de Electricidad de Zárate. Mas de 130 días de paro. La solidaridad activa de las organizaciones de la CTA ha resultado fundamental para iniciar negocicaciones, pero la falta de continuidad en el nivel del conflicto produce altibajos que benefician al empleador.

Para nosotros, en esta etapa, Ferro significa la busqueda de respuestas cada vez mas colectivas a los problemas comunes. La falta de derechos y la injusticia de la explotacion no son problemas “individuales”, son de “clase” y las identidades deben fundirse cada vez mas en un colectivo que nos identifique como trabajadores, de distintos oficios y experiencias pero cada día mas concientes de que cada una de nuestras histórias afecta al colectivo y es en la organización del colectivo, de la clase, de la Central de Trabajadores, donde podemos generar la relación de fuerzas que dignifique nuestra vida cotidiana.

Gabriel Martinez - Sec. de Organización de FeTERA