Noticias

La sala V de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo dictó Cautelar a favor de Micheli y contra Godoy

  • Imprimir

La sala V de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo en los autos caratulados "M. P. N. C/ A. DE T. DEL E. S/ JUICIO SUMARÍSIMO (INCIDENTE) (JUZGADO 13)" dejó sin efecto, a través de una medida cautelar, la arbitraria y discriminatoria decisión adoptada por el Secretario General de ATE Nacional, Hugo Godoy, quien de facto le revocó el permiso gremial, el suplemento salarial por el ejercicio de su función sindical y la obra social, al secretario General de la CTA Autónoma, Pablo Micheli.

Cabe aclarar que lo que se solicitó en la medida cautelar fue revocar la improcedente acción de Godoy que atentaba contra la libertad y democracia sindical, de una manera brutal y superior a lo que lo puede hacer cualquier patrón para castigar y disciplinar a un dirigente sindical. Así mismo, la actitud de Godoy intentó ir contra la humanidad del Secretario General de la CTA-A, ya que no sólo avasallaba sus derechos sindicales, sino que pretendió arrebatarle la obra social, sabiendo que de esa manera atentaba contra su salud, algo de público conocimiento en el ámbito de ATE, teniendo en cuenta la condición de trasplantado, producto de la enfermedad autoinmune que padece.
Confirmando los argumentos esgrimidos por Micheli y en resguardo de normas fundamentales de raigambre constitucional y supralegal, los jueces Néstor Rodríguez Brunengo, Beatríz Ferdman y Enrique Arias Gibert, dictaron la medida cautelar el día 28 de mayo, confirmando tanto el permiso gremial de Micheli como así su sustento económico y la Obra Social.

Este fallo de la justicia rompe con la intención de Godoy de discriminar a los opositores como lo ha hecho hasta el momento de la mano del gobierno nacional. La diferencia que radica en esta oportunidad es que fue la justicia la que intervino, motivo por el cual, al no poder contar con complicidad, le salió en contra y no pudo celebrar, así como lo hizo cuando consiguió una absurda e ilegítima certificación de autoridades de la CTA Autónoma desplazando a las verdaderas autoridades electas democrática y estatutariamente. Es tan aberrante el proceder que, es esta ocasión, la justicia anula sus actos.

Los trabajadores y trabajadoras estatales no podemos soportar más el hostigamiento de esta sociedad perversa creada entre Macri y Godoy. No obstante, mientras este 2019 trabajaremos en favor de la unidad del campo popular para echarlos en las urnas, vamos obteniendo el paragua de la justicia del trabajo, la cual, en oportunidades como esta, tiende a tutelar de manera amplia los derechos de las y los trabajadores y de las y los dirigentes sindicales que peleamos dignamente por la emancipación de la clase obrera.

¡CACHORRO GODOY, CADA DÍA TE PARECES MÁS A UN PATRON!