Política Energética

Estafa a sus trabajadores y al pueblo

YPF, nuestra gran Causa

Desde siempre luchamos contra su privatización y la del complejo energético nacional. Por eso cuestionamos cuando el gobierno K -con su doble discurso habitual- anunció la “reestatización” del 50% de las acciones de REPSOL-YPF como la supuesta solución a los graves problemas de abastecimientos de combustible.

Nuestra Agrupación lo denunció por ser una reestatización parcial y tramposa. Convencidos que, para solucionar el problema energético general y el de los hidrocarburos en particular, se debe reestatizar el 100% de YPF, pero bajo el control de usuarios y trabajadores.

La concepción neoliberal de los ‘90 continúa. Por eso se ofreció la exploración de las áreas petroleras a las multinacionales para que realicen la extracción.

En este patético marco fue sustanciada hace 13 años la Causa Penal 8568/99, en la que la justicia sigue sin expedirse. Esta no solo ha sufrido de la inacción sino también de graves irregularidades por parte del juez interviniente, Claudio Bonadío.

Esta causa se inicia en el año 1999 por la Dra. Alejandra Dibo. La Causa Penal nº 8568/99 por la venta fraudulenta de las acciones de Y.P.F. fue caratulada "YPF SA Y OTROS/ DELITOS DE ACCIÓN PÚBLICA” 

La misma surge a partir de la estafa realizada a los trabajadores Ypefeanos debido a que por la ley nº 23696/89 "de Reforma del Estado", en su capitulo tercero, establece que el 10 % de las acciones correspondía a los trabajadores. Eran acciones “Clase C", nominativas, o sea, con nombre y apellido.

Cuando se vendieron en el mercado de valores esas acciones, fueron transformadas en "Clase D". Esa venta estuvo observada por la Comisión Nacional de Valores por carecer del mandato de sus dueños, los trabajadores.

Y.P.F. se hizo cargo de esa " anomalía" haciéndose responsable ante terceros, o sea los trabajadores.

Cuando REPSOL compró las acciones estaba comprando concientemente acciones litigiosas en una venta por demás fraudulenta.

El gobierno menemista, en todo este proceso, cometió serias irregularidades (delitos).

Siete Resoluciones del Ministerio de Trabajo y de Economía no fueron publicadas en el Boletín Oficial. Esas Resoluciones son nulas de toda nulidad.

La oferta publica de acciones (O.P.A.) se realizo seis meses después de efectuarse la compra directa violando la ley y por nota 141 del Ministerio de Economía se designa como directivos de Y.P.F. S.A. al presidente y vice de REPSOL al momento de las trasferencias de activos y de acciones de Y.P.F.

Y luego el gobierno Kirchnerista, tocando la sensibilidad del sentir nacional del pueblo argentino, anuncia con bombos y platillos la restatizacion del 50 % de las acciones de REPSOL-Y.P.F. A pesar de que se quiso instalar un estado de euforia le duró poco al gobierno. El doble discurso ya empezaba a declinar y la verdadera cara de esta maniobra, rápidamente quedó al descubierto.

Como decía el Gral. Mosconi en 1929: "No pueden coexistir en el mismo ámbito, el capital privado y el capital estatal. Por su propia dinámica, siempre el capital privado va a prevalecer en desmedro del capital estatal".

La experiencia histórica y los postulados del padre de Y.P.F., el Gral. Mosconi, fijan una posición contundente sobre esta cuestión.

Pero como la estafa se convalida en diferentes ámbitos del estado, en el correspondiente a la justicia no solo se ha “cajoneado” esta causa penal sino que también los ex trabajadores ypefeanos estamos soportando toda una serie de irregularidades, en realidad delitos, del juez interviniente en la causa, Dr. Claudio Bonadío.

Se le fraguó una cedula de notificación a la abogada patrocinante, iniciándosele una causa penal que recayó en el juzgado de Dr. Martínez de Georgi. Este dando la razón a nuestra abogada dictamino que efectivamente se había cometido delito en el procedimiento de notificación pero que, lamentablemente, no se podía establecer los responsables.

En otra cédula de notificación se adulteró su fecha haciéndola ilegible con la clara intencionalidad de perjudicar y dejar fuera de la causa a la Dra. Dibo. Este hecho totalmente inválido fue dado por válido por la Cámara Penal Nº 1 a pesar que en esta nueva denuncia penal nuevamente el Juez Martínez de Georgi determina la existencia de una irregularidad dictaminando que se había adulterado la cédula pero, nuevamente no se podía encontrar a los responsables.

Se falsificaron firmas, se negaron expedientes colaterales como el embargo pedido por la abogada otorgado por la cámara, que el Juez Bonadío no solo no ejecutó sino que negó el embargo, llegando al colmo de denunciar a la abogada patrocinante.

El más brutal de todos estos ilícitos fue falsificar burdamente la firma de la abogada demostrando el grado de impunidad, no solo por el respaldo que le otorga el poder político, sino por el silencio a que someten a esta causa.

Todos estos episodios no hacen más que confirmar que en Comodoro Py, salvo honrosas excepciones, existe una corporación mafiosa al servicio del poder político-económico.

Nuestra Agrupación entregó a varios diputados nacionales una carpeta donde se denunciaba esta acción. Dicha carpeta decía en su caratula "Para concretar la estafa a los trabajadores y al pueblo necesitan del silencio. Que no se hable, que no se diga, que no se sepa. Rompa la trampa, hable de la Causa Penal”.

Con profundo dolor y frustración tenemos que decir que, hasta el momento, ningún diputado tomó nuestro reclamo. Solo encontramos eco en la Legislatura porteña por parte del Diputado Alejandro Bodart, que esta tratando de impulsar un Proyecto de Resolución o de comunicación para tratar de romper este silencio impuesto.

En todo este accionar de lucha a nuestra Agrupación le han ido quedando compañeros en el camino. Algunos se han ido para siempre, otros han sufrido enfermedades producto de la angustia producida por tantas injusticias. El último de ellos  fue el compañero Daniel Seoane (09/10/2012), preso y posteriormente procesado por llevar adelante esta lucha que falleció hace unos días atrás.

En honor a su memoria y a la de otros tantos compañeros, mientras queda uno de nosotros, seguiremos adelante con esta lucha y decimos con mucho pesar pero con el ánimo de seguir buscando justicia: Cro. Daniel Seoane, hasta la victoria siempre.

Carlos Guanciarossa – Secc Gral. Agrupación Mosconi – FeTERA/CTA

Está aquí: Inicio Política Energética Estafa a sus trabajadores y al pueblo