Noticias Gremiales

Reincorporaron a Héctor Tosco en Epec: “Está toda la empresa militarizada”

ENTREVISTA DE PRENSA FETERA A HÉCTOR TOSCO SOBRE EL CONFLICTO EN CÓRDOBA

En medio del conflicto, Epec, la empresa estatal de energía eléctrica de Córdoba, acaba de restituir a siete trabajadores/as que la empresa había desplazado en medio del conflicto por el convenio colectivo laboral. Se trata de siete trabajadores, incluido Héctor Tosco, el hijo de histórico dirigente Agustín “El Gringo” Tosco, que la empresa había sancionado con 15 días de suspensión y les había elevado -además- causas penales. La novedad se conoció ayer a última hora. Las oficinas de Epec permanece militarizadas.

 

La empresa Epec, que tiene más de un millón de usuarios en la provincia, retrocedió en los días de suspensión que había impuesto a los trabajadores desplazados y tuvo que reconocer la Ley de Asociaciones Sindicales (23.551) con el pedido de tutela para los delegados/as.

En diálogo con Prensa FeTERA, Héctor Tosco, trabajador y delegado gremial, señaló que “retrocedieron en parte. Yo estaba a cargo de la gerencia de Sistemas y Comunicaciones y ahora la empresa dividió las gerencias en dos y a mi me restituyeron en la gerencia de Comunicaciones, solamente”. Y agregó que “en este marco del conflicto tuvimos que entregar las claves y los accesos de seguridad, que nosotros no es que las queríamos retener”, sino que lo que querían los trabajadores era que la empresa explique “qué iba a hacer con las claves”, remarcó Tosco.

En el plano judicial, el juzgado que entiende en la causa es el de Conciliación de 3ª Nominación de Córdoba, a cargo de Alicia Ulla de Torresán. En estos momentos, el sindicato de Luz y Fuerza de Córdoba se encuentra en conflicto por el convenio colectivo de trabajo con los directivos de la empresa Epec bajo la modalidad de quite de colaboraciones, asambleas de dos horas y movilizaciones. El diálogo por parte de la empresa está cortado.

Héctor Tosco también remarcó que “por este tema, anoche (ayer, jueves 6 de julio) nos iban a meter preso. Y si bien a mi no me importa eso, tuvimos que ceder, pero la vamos a pelear desde otro lado”.

Héctor Tosco ya había hecho el reclamo para que se respete la Ley de Asociaciones Sindicales porque él es delegado gremial. Cuando fue desplazado junto a otros compañeros y compañeras la semana pasada, el sindicato de Luz y Fuerza de Córdoba había denunciado a la empresa por “persecución ideológica y gremial” en medio de un fuerte conflicto, ya que las autoridades de Epec y la gobernación a cargo de Juan Manuel Schiaretti quiere avanzarn sobre el convenio colectivo de trabajo.

¿En qué situación está ahora el conflicto en Epec?

El conflicto tiene una escalada que no se detiene. Desde el gobierno (de la provincia de Córdoba a cargo de Juan Manuel Schiaretti) no hay diálogo con los dirigentes de Luz y Fuerza. Tenemos 5 cesanteados y estos 5 compañeros son del Consejo Directivo del sindicato y por lo tanto tienen tutela gremial. En este conflicto ya hubo 4 detenidos y que luchando hemos podido lograr que recuperen la libertad. 

¿Cómo son los cambios al convenio que Epec quiere implementar?

Se comprende que es un avance sobre los derechos de los trabajadores en función de presentar un marco regulatorio distinto al actual que hay en Córdoba. Obviamente este nuevo marco está hecho en función de beneficiar a los grandes negocios y no bajo el concepto de la energía como un bien social. Todo este conflicto es para preparar el terreno y por eso avanzan sobre los derechos laborales. Están trabajando para poder implementar las modificaciones que no sólo van a ser en perjuicio de los trabajadores si no de todos los usuarios/as.

¿En qué cosas concretas perjudica a los trabajadores de Epec?

Lo que está puesto sobre la mesa en este conflicto es la modificación del convenio, que es del año 1975. Las modificaciones que plantean modificar están puestas sobre ítems muy importantes para los trabajadores y trabajadoras y tienen que ver con la reducción de los días de licencia cuando se extendió la edad jubilatoria. Por eso, debería ser al revés, deberían extender el proporcional de los días de licencia y no achicarlo. Luego hay otro punto que tiene que ver con la conformación de los fondos compensadores, que es un aporte de la empresa (a los trabajadores) que los directivos quieren quitar.  

Por eso es que Luz y Fuerza Córdoba no quiere negociar nada de estas modificaciones del convenio y lo que ocurrió es que hicieron unas leyes que son totalmente cuestionable porque los convenios se discuten a nivel nacional. Y ahora están aplicando con fórceps esos descuentos.

¿Cómo es la denuncia de militarización que están haciendo?

La presión es infernal. Está todo el edificio central de Epec militarizado, está lleno de policías por todos lados. En medio de todo esto me desplazaron a mi de un cargo de gestión que tenía hace más de 10 años. Y una de las razones más importantes es pegarle al símbolo que significa mi viejo en todo esto. Aunque esto en realidad nos fortaleció en realidad.

Circuló un video tuyo donde estás colgando un cuadro de tu papá rodeado de policías

Ese día en particular fue avasallante. Entraron a la oficina, me tiraron todas las cosas, me vaciaron los cajones y en medio de todo eso me quitaron los cuadros de mi viejo que yo tenía en la oficina. A esta altura de mi vida yo a Agustín lo considero un compañero, un faro, un referente. En mi oficina no tengo la foto del gobernador, tengo la foto de mi papá. Lo que hicieron con los cuadros ese día, con el símbolo de Agustín, jodió mucho a los trabajadores y ese día se generó una movida realmente importante en la empresa, pacífica pero muy ruidosa, donde reclamamos que las personas que habían ocupado los cargos, provenientes de una empresa con dudosa reputación y que tiene concesionado el servicio de las facturas del impuesto de rentas. La protesta y el ruido fue hasta que los policías se tuvieron que retirar y nos devolvieron los cuadros. Entonces los pusimos en la secretaría, que es un lugar que se ve aún más que en la oficina que estaban antes.

Se trata de una réplica de una pintura de Agustín Tosco hecha por el pintor Juan Carlos Castagnino de 1972, un afiche que pedía la libertad de El Gringo Tosco, preso en Trelew. El otro cuadro que descolgó la policía y que Héctor volvió a colgar en las oficinas de Epec para que todo el mundo lo viera es un afiche del documental cinematográfico “Tosco”.

“Ahora los cuadros están ahí, se los tienen que fumar y se los van a tener que fumar por un largo tiempo más”, sentenció Héctor a Prensa FeTERA.

“Yo tengo un cargo de dirección adentro de la empresa, pero aplicando lo que hemos aprendido nosotros, los trabajadores, el modo de conducir el sector fue siempre con un modo de alcanzar consensos, hacer asambleas y consensuar. De esa manera trabajábamos. Y así veníamos tomado decisiones que beneficiaron a la empresa. Es una empresa del Estado y los trabajadores no tenemos la misma mirada que si no lo fuese. Entonces, trabajamos para mantenerla en manos del Estado. Parece que esto no les gusta y, entre otras cosas, me desplazaron a mí”, subrayó Héctor Tosco.

Además de atacar el convenio de los trabajadores/as ¿Qué otras cosas hay de fondo en este conflicto?

Hay diversas aristas. La principal es que están proponiendo un cambio en la legislación, en el marco regulatorio de la provincia que va a beneficiar a los sectores oligarcas. También, el conflicto se desata por cuestiones de negocios que hay dentro de la misma empresa Epec.

¿Por qué negocios?

No les cierra los números, les falta plata. Los balances han sido un desastre. De hecho, en marzo presentaron un balance con un superávit cercano a los 5.000 millones de pesos y ahora en junio presentaron otro balance diciendo que el balance les daba con un déficit de 1.600 millones de pesos. Todo esto es público y se puede ver en bolsar.com. Entonces, en medio del conflicto pasamos de ganar casi 5.000 millones a perder más de 1.000 millones. Además, hay deudas. Epec está jodida en toda su gestión. Pero a la vez, la empresa planea un negocio que en instalación cuesta millones de dólares y que es la telemedición (un sistema para tomar información remotamente de los medidores de electricidad de los usuarios/as).

¿Cuál es tu opinión sobre la telemedición?

Yo me oponía a esto. Parte del conflicto que se genera en el área de Tecnología es por manifestar que aún no está madura esa tecnología, que es muy cara y que no es conveniente implementarla ahora. Esto se ve que no gustó y también empezaron las posiciones en contra de mí. Yo lo que digo es que esto hoy en Córdoba es muy caro comparado con la amortización que tiene y se lo van a cargar a los usuarios/as. Hoy vale cerca de 4.000 pesos cada medidor de estos y lo van a terminar pagando los usuarios. Yo me opuse a eso y desde arriba me dijeron de todo. Yo estoy acostumbrado a decidir en conjunto con los compañeros y compañeras y aportando entre muchas cabezas lo que se va decidiendo.

Prensa FeTERA

 

Está aquí: Inicio Noticias Gremiales Gremiales Reincorporaron a Héctor Tosco en Epec: “Está toda la empresa militarizada”