Noticias

Amenazas y aprietes en la CNEA

  • Imprimir

El Secretario Gremial de la FeTERA–CTA y trabajador de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), Rodolfo Kempf, recibió aprietes y amenazas por la lucha que están llevando adelante los trabajadores por el pase a planta permanente y contra la elección a dedo en los ascensos y que van contra los criterios del escalafón.

Trabajadores de CNEA de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), donde la FeTERA participa, vienen realizando una lucha contra las irregularidades e inequidades cometidas en ascensos de categoría y en pases a planta permanente.

Rodolfo Kempf expresó su preocupación ante las amenazas, pero aplicó que "el conflicto es por los ascensos y la pelea por el escalafón en la CNEA, que viene del año pasado. Venimos realizando una batalla gremial que continua con asambleas, movilizaciones y acciones en los lugares de trabajo”. Y agregó que “toda esta lucha de los últimos años concluye en que venimos ganamos en 2012, ya que obtuvimos unas mil categorías a fin del año pasado. Por su parte, las autoridades de la CNEA tomaron la decisión de incorporar a algunos trabajadores, pero deja afuera a ahora a los más jóvenes, los becarios, porque no se les reconoce los años de contratados monotributistas. De todas formas, pudimos ir ganando distintos pases a la planta en el conjunto de los trabajadores. Pero todo esto cambió con la resolución 458/12, que en enero se efectiviza y que marca una nueva etapa en este conflicto”.

Los trabajadores de la CNEA vienen denunciando que los ascensos se realizan a dedo, ya que “esta resolución rompe con cualquier escalafón. Hay casos de ascensos hasta de 4 categorías (dividido por Tramos, Grados y Niveles –TNG-). Los casos más llamativos son los del Presidente, vice-presidente que se asignaron categorías por fuera de los criterios que dice el estatuto y que sí se les aplicó al resto de los trabajadores. A partir de esto es que generamos un proceso nuevo de movilización y discusión entre los trabajadores en lo que va del año”, aplicó Kempf.

El Sec. Gremial de FeTERA-CTA además comentó que “este último viernes 15 de marzo realizamos una gran movilización a la sede central de la CNEA, en la Ciudad de Buenos Aires, denunciando todo este proceso de inequidades e irregularidades que generaron las asignaciones a dedo de estos ascensos”.

Y agregó que lo de los aprietes y amenazas tiene que ver con el “proceso de organización de los trabajadores, donde obtuvimos logros importantes estos últimos tiempos. Esto generó que algunos de los trabajadores sufriéramos aprietes y amenazas. En particular estuvieron dirigidos a mi persona y a la Junta Interna de ATE, donde hay compañeros afiliados a la FeTERA-CTA. Las amenazas y aprietes estuvieron acompañados de pintadas con mi nombre”.

Desde 2006 a la actualidad entraron alrededor de 800 trabajadores a planta permanente. Kempf explicó que “esto fue un logro de los trabajadores de la CNEA porque siempre mantuvimos un criterio de lucha independiente respecto de las autoridades y la CNEA como institución”. Durante el 2012 se llegó a 1.100 los trabajadores que pasaron a planta.

“Si bien entró un conjunto de compañeros este último año, los más antiguos como los profesionales, personal de apoyo, técnicos y administrativos no han sido tenidos en cuenta porque el nuevo escalafón no contempla el pago por antigüedad” explicó.

Los trabajadores de la CNEA también reclaman el reconocimiento de los años de antigüedad como precarizados y los años de trabajo en otra institución. En esta lucha participan cerca de 2000 trabajadores, “donde un poco más de la mitad han conseguido el justo reclamo del escalafón en cuanto al Tramo, Grado y Nivel, pero quedan casi mil compañeros que aún no son reconocidos por la CNEA y que están precarizados”, comentó Kempf.

Para explicar cómo van a continuar con esta lucha, el Sec. Gremial de FeTERA-CTA dijo “por el momento estamos organizándonos y haciendo circular un petitorio donde se denuncian los aprietes y amenazas que sufrimos los trabajadores. Al mismo tiempo, tenemos la fuerza de haber ganado más de 1.100 pases a planta. Esto nos permite seguir fortalecidos para las próximas acciones”.

Al mismo tiempo, los trabajadores definieron algunos puntos más que están reclamando, como por ejemplo: que se aumente el valor de la unidad retributiva un 30% para que el último del escalafón alcance el salario mínimo; rediscutir todo el estatuto del escalafón y el pedido de reapertura de paritarias con delegados elegidos en asambleas; tener en cuenta la situación de precariedad de los compañeros del Complejo Tecnológico Pilcaniyeu, con sede en la Patagonia, entre otros puntos.

Lunes 18 de marzo de 2013

Prensa FeTERA-CTA