Noticias

José Rigane: “No les va a resultar sencillo avanzar con la Reforma Laboral en la Argentina”

  • Imprimir

ENTREVISTA A JOSÉ RIGANE SOBRE LA REFORMA LABORAL

El gobierno nacional, en acuerdo con el FMI, está impulsando una Reforma Laboral en la Argentina. En estos últimos tiempos, el Poder Ejecutivo, junto a los patrones y algunos dirigentes gremiales, ya fue avanzando con la reforma laboral en los sectores que pudo. De todos modos, hay una fuerte oposición a la reforma laboral por parte del movimiento obrero organizado. 

 

José Rigane, secretario Adjunto de la CTA Autónoma a nivel nacional y del Sindicato de Luz y Fuerza Mar del Plata, dialogó con Prensa FeTERA sobre la Reforma Laboral. 

El también secretario General de la FeTERA expresó que “lo único que quieren con la Reforma Laboral es alcanzar mayor explotación. Los trabajadores no podemos esperar nada bueno con esta reforma. Tenemos que luchar contra la Reforma Laboral en unidad, donde sea y como sea. Todas las luchas sirven”.

Además, indicó que “en los sectores donde el gobierno ya pudo avanzar con la reforma laboral, quedó demostrado que termina siendo una pérdida concreta de derechos laborales para los trabajadores y trabajadoras”.

Entrevista completa con José Rigane sobre la Reforma Laboral

¿Por qué el gobierno no puede implementar la reforma laboral?

El gobierno viene intentando desde el año 2017 llevar adelante una reforma laboral, que se suman a otras reformas neoliberales. A pesar de estos intentos, la reforma laboral no la pudieron llevar a cabo en plenitud como pretenden desde la Casa Rosada. Por eso insisten tanto con este tema en medio de la campaña electoral. Si es cierto que el gobierno logró algunas reformas por sector con aquellos gremios que se dispusieron a un acuerdo para una reforma del convenio (como fue la adenda al convenio colectivo de trabajo de los petroleros para los hidrocarburos no convencionales de Vaca Muerta en Neuquén). Estas reformas en concreto terminaron siendo una clara pérdida de derechos para los trabajadores y trabajadoras. 

Pero lo esencial en este tema es que el movimiento obrero argentino tiene una historia sobre cómo fue logrando y defendiendo derechos laborales. A pesar de la fuerte ofensiva del gobierno, acompañada por los propios patrones y medios masivos, no le va a resultar sencillo al gobierno avanzar con la reforma laboral porque hay una fuerte oposición del movimiento obrero organizado. Pero, además, no le va a resultar sencillo al gobierno porque responsabiliza a los trabajadores/as por la crisis actual que vive el país y esto está demostrado que no es cierto. Haciendo un repaso rápido por los últimos 50 años del país queda demostrado que las crisis económicas y sociales de la Argentina no son por culpa de los trabajadores y trabajadoras.    

¿Qué reforma se puede esperar de un acuerdo de libre comercio o de un organismo como el FMI?

La única reforma laboral que se puede esperar de este gobierno y el FMI es que ellos alcancen una mayor explotación sobre los trabajadores. Lo único que quieren en realidad es reducir los costos para ser competitivos. No les importa si por esa competitividad los trabajadores/as perdemos derechos elementales como las vacaciones, la jornada laboral, las indemnizaciones, el aguinaldo, los convenios colectivos, entre otros puntos. Del acuerdo del gobierno con el FMI y de esa reforma laboral que quieren para la Argentina, los trabajadores y trabajadoras no podemos esperar nada bueno. ¿Para quién trabaja el FMI? Trabaja para los grupos multinacionales. Y el gobierno, en la medida en que insiste en la política de apertura económica para que los grupos multinacionales inviertan en el país, lo que pretende es reducir derechos laborales y costos salariales de nosotros. De fondo, lo que quieren es lograr una mayor explotación y elevar la tasa de ganancia de los grupos económicos. 

¿Qué implica una reforma laboral de estas características en un contexto de crisis económica y social como este?

La reforma laboral tal cual se está planteando significa una mayor precarización y flexibilización del trabajo. Por esto es que necesitamos comprender que tenemos que confrontar con estas políticas del gobierno porque concretamente estamos hablando de la quita de derechos de los trabajadores y trabajadoras. Necesitamos una reacción del movimiento obrero y esta reacción no puede ser de cada sector, cuando nos pasa a cada uno. Tenemos que pelar contra la reforma en unidad. Tenemos que tener cuidado porque ya se están realizando distintos escenarios de precarización muy fuerte y, sin darnos cuenta, podemos hasta darle mayor vitalidad. Por ejemplo, “como no tengo plata me tomo un Uber”. Pero el trabajador de Uber no tiene vacaciones, pone su auto, es monotributista, paga su seguro, que tiene un patrón que nadie sabe quién es pero que recauda toda la plata. Lo mismo sucede con los pibes y pibas de Globo o de estas nuevas empresas de entregas en bicicletas, donde los pibes y pibas están absolutamente precarizados. 

Tenemos que tener mucho cuidado con todo esto porque es precarización y flexibilización del trabajo. Así, los patrones especulan con estos trabajos sabiendo que hay muchas necesidades de conseguir empleo, así más no sea bajo esta modalidad, sobre todo en los sectores jóvenes de trabajadores.

Por eso, esta reforma laboral en este marco de crisis significa solamente mayor explotación, mayor precarización y flexibilización, mayores contratos basura, menos salario, más horas de trabajo con peores condiciones, menos derechos laborales, 

No es fácil recuperar derechos, por eso tenemos que defenderlos fuertemente y lograr más aún. Para defender los derechos laborales se requiere de la unidad de todo el movimiento obrero, otra salida no nos queda. Y tenemos que tener comprensión, tener conciencia de que estamos disputando vivir dignamente.  

¿Cuáles son las iniciativas o acciones de la CTA Autónoma en la lucha contra la reforma laboral?

Tenemos un montón de iniciativas y acciones, que a veces se dan en términos sectoriales y otras con mayores grados de unidad. Fue muy interesante lo que ocurrió el 30 de julio en el encuentro en Buenos Aires en la sede del SMATA, donde un abanico muy amplio de organizaciones gremiales nos reunimos no tanto para hacer un diagnóstico sectorial sobre cómo estamos, sino todo lo contrario. En ese encuentro los distintos sectores gremiales nos reunimos para realizar propuestas en distintos temas como educación, salud, comunicación, energía, desarrollo industrial. Esta es una manera de enfrentar la reforma laboral. 

Las propias elecciones, tanto en el ámbito nacional, provincial como municipal forman parte de esa disputa, porque mucha gente entiende que si gana la fórmula Alberto Fernández - Cristina Fernández la reforma laboral no va a estar presente. Bueno, esto no es tan sencillo que sea así, porque la presión del establishment y los grupos económicos de poder va a ser inmensa. Por ahí la reforma no se daría en los mismos términos neoliberales que impulsa el gobierno neoliberal de Macri, pero si pueden haber iniciativas morigeradas que van a intentar llevarse adelante. 

Entonce, todo lo que sirva para luchar y evitar la reforma laboral hay que llevarlo adelante. Por ejemplo, el Movimiento F21 está realizando presentaciones en todos los consejos deliberantes a lo largo y ancho del país para que se rechace la reforma laboral. En esas presentaciones, esto va teniendo éxito en la medida en que se realizan las presentaciones y los consejos deliberantes van expidiéndose sobre el tema. Además, el Movimiento 21F está realizando una fuerte campaña permanente de denuncia y lucha contra la reforma laboral. 

Lo que quiero resaltar es que todo lo que hagamos, como movilizaciones, paros, luchas en cada lugar de trabajo, asambleas, reuniones, actos de propaganda, cualquier iniciativa, todo lo que hagamos resulta imprescindible para enfrentar a esta iniciativa del sistema capitalista en la Argentina, aunque también es parte de una ofensiva que se repite en todo el mundo, que tiene el objetivo de que la crisis económica y social la sigan pagando los trabajadores/as, los sectores populares, los que menos tienen. 

Tenemos que dar vuelta todo, luchar y triunfar contra la reforma laboral. Todas las iniciativas sirven, todas las luchas sirven. Tenemos que generar conciencia y lucha contra la reforma laboral desde los ámbitos de cada organización gremial, en cada ámbito laboral, sectorial y del movimiento obrero en conjunto. 

 

Prensa FeTERA